Más Información

La comunicación científica (y tecnológica) para llegar a las comunidades

Conscientes de que formar profesionales capaces de comunicar temas de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) permite socializar la información y difundirla a la sociedad para que esta pueda aceptarla y también criticarla, nos comunicamos con Serapio Cazana, docente del curso de especialización en Comunicación de Ciencia, Tecnología e Innovación de nuestra escuela,  para profundizar sobre este tema y conocer qué debemos tener en cuenta antes y durante una comunicación científica comprensible.

La interculturalidad y las comunidades


El profesor Cazana nos indica que:

“Perú es un país muy rico en diversidad cultural, por tanto conviene tener en cuenta la perspectiva de las comunidades al entablar una comunicación científica. Por ejemplo, cómo cuidan el medio ambiente o qué consideraciones tienen las comunidades respecto a la salud. Muchas de ellas tienen una visión particular de ello, su conocimiento es más experiencial, por ensayo y error han visto qué les da mejores resultados. No siempre se quedan con la información objetiva, pueden incluir mitos o subjetividades, pero gran parte de su conocimiento se basa en la observación y en su experiencia general. 

En cambio, las investigaciones científicas buscan información para responder a una hipótesis circunscrita a un aspecto de la realidad de una manera más exhaustiva, tampoco limpia de subjetividad, pero su propósito es alcanzar mayor objetividad.

En varios lugares se provocan incendios porque las personas creen que el humo se convierte en nube y ello traerá la lluvia, pero la ciencia oficial nos dice que no es así. Por otro lado, se rechazan las vacunas por los síntomas que causan, pero la ciencia oficial nos indica que es preferible vacunarse. Ello puede generar choque y resistencia entre ciencia y conocimiento ancestral. 

Sin embargo, también es verdad que muchos conocimientos tradicionales, que en su momento eran vistos como mitos luego se vieron confirmados por la propia ciencia. De manera que se requiere una aproximación cuidadosa: el objetivo es mejorar la calidad de vida y preservar el medio ambiente, y para ello se requiere ser respetuosos con creencias arraigadas”.

El sentido cultural es importante si se busca una conciliación entre las empresas y las comunidades, lo que conlleva a evitar conflictos innecesarios. Las industrias, hoy más que nunca, necesitan buscar mecanismos de diálogo para comprender más sobre las concepciones de las comunidades, porque las creencias culturales de la comunidad están muy arraigadas en sus miembros.

La importancia de los comunicadores en las empresas


Que existan profesionales con una comunicación científica, tecnológica e innovadora más comprensible y, sobre todo, conscientes de la interculturalidad, es beneficioso no sólo para las empresas sino también para las comunidades y la sociedad en general. “Muchas veces se cree que las diferencias se dan entre las personas de la ciudad y las de comunidades del interior, cuando en realidad ocurre lo mismo entre personas del mismo contexto. Así tenemos a personas de la metrópolis dudando de las vacunas o personas con mucho conocimiento académico pero que se oponen a avances tecnológicos como las antenas 5G” añade Serapio. 

Empresas como las mineras o industriales deben contar con estrategias de comunicación especializada para las comunidades que se puedan ver afectadas por su trabajo, siempre considerando sus percepciones sobre salud, medio ambiente, terreno agrícola, etc. Es importante conocer quién recibirá la información, debemos crear el mensaje adecuado para el público al que vamos dirigidos.

Como menciona el profesor Cazana, muchas veces las informaciones bibliográficas sobre cómo son ciertas comunidades no son suficientes porque aunque se basen en estudios cuidadosos nada permanece igual. Las generaciones van evolucionando y comprender la lógica de cada comunidad sólo con textos informativos no es suficiente. Los libros sobre otras culturas son vitales para darnos una introducción de la variedad de creencias y comportamientos pero “aporta mucho cuando una persona que trabaja la comunicación de la ciencia vive al menos algunos meses o gran parte del proyecto en las propias comunidades, para aproximarse, conocer cuáles son sus percepciones, lenguajes, preocupaciones, etc.”, concluye Serapio.

Seamos comunicadores o científicos debemos tener en cuenta a quien nos dirigimos. Crear un mensaje, campaña o producto comunicacional implica difundir y  hacer entender (de manera clara y sencilla) lo que queremos decir. El impacto de cualquier información – fácil o compleja – tiene un impacto en las personas, y esa es nuestra responsabilidad como comunicadores.

Curso de Especialización en Comunicación en CTI


Desde Posgrado UTEC venimos desarrollando programas y cursos que ayuden al profesional a mejorar su desempeño en el ámbito empresarial y social. 

Por este motivo, te invitamos a formar parte de la segunda edición del curso de especialización en comunicación en ciencia, tecnología e innovación este 05 de octubre.  Diseña estrategias de comunicación y difunde ciencia a distintos públicos

¿QUIERES SABER MÁS DE NUESTRO CONTENIDO?

De conformidad con la Ley N° 29733, Ley de Protección de Datos Personales, la Universidad de Ingeniería y Tecnología le informa que los datos personales que usted nos ha facilitado serán tratados acorde a nuestra Política de Privacidad.